Partimos de una necesidad, idea o concepto y desarrollamos el proyecto para crearlo.

Para cada proyecto creamos un grupo de trabajo con un responsable.

Definimos los objetivos, necesidades y condicionamientos. Tras realizar un análisis exhaustivo, evaluamos la viabilidad y recomendamos la acciones a emprender si el proyecto es viable.